6/7/15

El síndrome de Dravet es una enfermedad rara de origen genético que debuta en los niños a partir del cuarto mes


El síndrome de Dravet es una enfermedad rara de origen genético que debuta en los niños a partir del cuarto mes

El síntoma más relevante y evidente es una epilepsia que no responde a los fármacos y los niños que lo padecen pueden llegar a tener más de cincuenta crisis epilépticas al día.

que.es

El Dr. Pablo Lapunzina, coordinador del Instituto de Genética Médica y Molecular del Hospital Universitario La Paz de Madrid, comenzó su intervención en el programa de ayer explicando que el síndrome de Dravet es una encefalopatía epiléptica refractaria que se manifiesta en niños. Su incidencia ha sido estimada entre 1 de 20.000 y 1 de 40.000.

El SD se ha asociado con mutaciones en el gen SCN1A que codifica un canal de sodio dependiente de voltaje. Estas mutaciones están implicadas en, al menos, dos tercios de los casos de SD y por lo general aparecen en un paciente cuyos padres no están afectados de la enfermedad ni son portadores.

La identificación de mutaciones SCN1A confirma el diagnóstico. La asociación de crisis convulsivas de comienzo precoz con episodios febriles también puede ayudar a orientar el diagnóstico.

Los ataques no responden bien a los fármacos antiepilépticos; el valproato y las benzodiazepinas parecen ser los más eficaces. Más recientemente, el estiripentol ha demostrado ser útil como terapia añadida. Estudios clínicos abiertos, sin grupo control, sugieren que el topiramato también puede ser beneficioso en niños que muestran una respuesta pobre al estiripentol. Debe evitarse la administración de carbamazepina y vigabatrina porque las convulsiones pueden empeorar.

La Dra. Ana Mingorance, directora de investigación de la Fundación, aclaró que la Fundación persigue tres objetivos clave en investigación:

Diagnosticar todos los casos de síndrome de Dravet. La Fundación creó el programa de diagnóstico genético gratuito de SCN1A, haciendo más fácil diagnosticar el síndrome de Dravet. Además, mantienen el proyecto del test genético gratuito en el Hospital La Paz de Madrid cn el fin de descartar o identificar pronto posibles mutaciones en SCN1A.

Traer un fármaco rápido a España. Al principio, a los pacientes solo se les podía suministrar stiripentol, y querían un nuevo fármaco que llegara a España en un plazo de 3 a 5 años para tener más opciones. Hoy se han posicionado como uno de los pocos países con un ensayo clínico con cannabidiol.

Uno de sus grandes proyectos ha sido colaborar con las empresas farmacéuticas para que aquellos fármacos que estén en desarrollo para el síndrome de Dravet vengan a hacer los ensayos clínicos a España y tener así acceso a ellos 2 o 3 años antes de que salgan al mercado.

Conseguir una cura. La cura puede venir en la forma de un fármaco que arregle directamente los canales de sodio implicados en el síndrome de Dravet, puede venir también en forma de terapia génica o de trasplante celular.

D. Alberto Alonso, director de la Fundación Síndrome de Dravet, nos dio detalles sobre ésta. La Fundación Síndrome de Dravet (Dravet Syndrome Foundation, delegación en España) nació en 2011 de una veintena de familias con la misión de promover y garantizar el desarrollo de la investigación en el entorno de la enfermedad, con el fin de avanzar en el conocimiento de sus causas, mejorar su diagnóstico y hallar tratamientos efectivos que permitan eliminar y mitigar los efectos del Síndrome de Dravet y otras enfermedades relacionadas. A día de hoy la Fundación representa a casi 140 pacientes.

La Fundación Síndrome de Dravet es una organización de promoción de la investigación. Nuestro objetivo es generar un ecosistema mundial de investigación alrededor del Síndrome de Dravet que nos permita acelerar la aparición de nuevos fármacos.

El 90% de los ingresos de la Fundación se destinan a investigación. Desde su constitución ha dedicado más de 900.000 euros a apoyar la investigación de esta patología y enfermedades afines. Además, cada año la organización dedica recursos a proyectos tecnológicos que mejoren la calidad de vida de los pacientes con Síndrome de Dravet y los mantengan en las mejores condiciones cognitivas y motoras posibles.

Uno de sus últimos avances es el EIC, acrónimo de eHealh Innovation Center. Es un centro de excelencia en eHealth que ofrece soluciones tecnológicas basadas en la innovación para mejorar la calidad de vida de los pacientes, sus familias y sus cuidadores.

Su misión consiste en disminuir la brecha digital que existe entre los pacientes con diversidad funcional y el acceso a la tecnología que les permite romper barreras e integrarse en la sociedad.

Programa presentado y dirigido por Antonio G. Armas. Community manager del programa Claudia Reino.
 

24/6/15

¿Epilepsia en el embarazo? 24-06-15


¿Epilepsia en el embarazo?
   
Puede deberse a factores cerebrales o vasculares

La eclampsia es la presencia de crisis epilépticas en una mujer embaraza­da. Estas convulsiones no tienen re­lación con una afección cerebral pre­existente. Se sabe que los siguientes factores pueden afectar: problemas vasculares, factores cerebrales y del sistema nervioso, dieta y genes.

La eclampsia se presenta des­pués de una afección llamada pree­clampsia, en la cual una mujer pre­senta hipertensión arterial y aumen­to de peso muy rápido.

Las mujeres con alto riesgo de sufrir convulsiones padecen pree­clampsia grave con síntomas como: exámenes sanguíneos anormales, dolores de cabeza, presión arterial muy alta y cambios en la visión.

Las probabilidades aumentan cuando se tienen 35 años o más, se es de raza negra, primer embarazo, se tiene diabetes, hipertensión arte­rial o enfermedad renal, se va a tener más de un bebé (embarazo de ge­melos o trillizos) o se es adolescente.

Los síntomas abarcan dolores musculares, cri­sis epiléptica, agitación intensa y pérdida del conocimiento. Los sín­tomas de preeclampsia comprenden aumento de peso de más de 1 kilo por semana, dolores de cabe­za, náuseas y vómitos, dolor abdominal, hincha­zón de las manos y cara, y problemas de visión.

Dar a luz al bebé es el prin­cipal tratamiento para evi­tar que la preeclampsia grave progrese a eclampsia. Permitir que el embarazo continúe puede ser peligroso. Se puede suminis­trar medicamentos para prevenir las convulsiones.

Las mujeres con eclamp­sia o preeclampsia tienen un riesgo mayor de separa­ción de la placenta, par­to prematuro que lle­va a complicaciones en el bebé y problemas de coagulación de la sangre.

Recibir atención médica durante to­do el embarazo es im­portante para preve­nir complicaciones y es­to permite que problemas como la preeclampsia se puedan tratar a tiempo.

 ¿Sabías que...?

La preeclampsia, llamada también toxemia del embarazo, está asociada a elevados niveles de proteína en la orina.

21/6/15

Lograron "leer" el cerebro


Lograron "leer" el cerebro

Científicos alemanes lograron reconstruir frases completas "leyendo" el cerebro. El experimento se realizó con pacientes con epilepsia. En el estudio, trabajaron con pacientes a los que colocaron una red de electrodos en la corteza cerebral.

elpais.com.uy

A través de los electrodos midieron la actividad cerebral mientras leían determinados textos que eran conocidos por ellos, lo que permitió crear una base de datos con los impulsos y vincularlos a 50 sonidos diversos. Entre las posibilidades que abre esta investigación está el lograr conversar con los pacientes que sufren del llamado "síndrome de enclaustramiento", en el cual las personas están plenamente conscientes, pero no pueden darse a entender.

Un equipo de científicos alemanes logró por primera vez "leer" directo del cerebro los sonidos, palabras y frases completas que está leyendo una persona mediante el registro de las ondas cerebrales.

"Se ha especulado durante mucho tiempo si es que los humanos podrían comunicarse con las máquinas solo a través de la actividad cerebral", dice la profesora de informática e investigadora principal del estudio, Tanja Schultz, sobre el logro de los investigadores del Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT). "Por primera vez hemos podido observar el cerebro cuando habla", agregó quien dirige el Laboratorio de Sistemas Cognitivos del KIT.

El experimento se llevó a cabo con siete pacientes epilépticos en Estados Unidos. A cada uno se le colocó una red de electrodos en la corteza cerebral, procedimiento que ya es-taban recibiendo como parte de un tratamiento para su enfermedad.


Base de datos.

A través de los electrodos se les midió la actividad cerebral mientras leían determinados textos que eran conocidos por los científicos, lo que permitió crear una base de datos con los impulsos y vincularlos a 50 sonidos diversos.

Finalmente, los algoritmos de reconocimiento automático de la voz permitieron al equipo de investigadores entender lo que decían los pacientes solo basándose en los impulsos cerebrales que habían registrado.

"Logramos resultados impactantes que, si bien distan aún mucho en precisión del reconocimiento acústico del lenguaje, se sitúan claramente por encima de un reconocimiento casual", explicó Schultz.

La base del proyecto elaborado durante cuatro años es la muestra de los siete pacientes hablando un máximo de cinco minutos cada uno. Una base de datos reducida, por el momento. Los científicos quieren por eso extender sus análisis.

Además de mejorar la comprensión de los procesos del lenguaje, el llamado Brain-to-Text (Cerebro a texto) podría representar un buen punto de partida "para posibilitar, en el futuro, la comunicación con pacientes afectados por el llamado síndrome de enclaustramiento". Los pacientes en esa condición están plenamente conscientes, pero por una parálisis muscular total no pueden darse a entender.

El equipo multidisciplinario advierte que hasta ahora se ha trabajado con pacientes que vocalizan el texto, pero el siguiente paso es "leer" lo que piensan.


Estado vegetativo.


El avance del Instituto de Tecnología de Karlsruhe de Alemania también podría tener aplicaciones para las personas que se encuentran en estado vegetativo.

Investigaciones que se realizan en distintas partes del mundo buscan entender qué ocurre en las redes neuronales de estos pacientes y cómo establecer alguna comunicación con ellos.

Casos como el del cantante Gustavo Cerati —que permaneció más de cuatro años sumido en una profunda ausencia tras un accidente cerebrovascular—, o el del excampeón de fórmula 1, Michael Schumacher, en estado vegetativo desde que se golpeara la cabeza esquiando en diciembre de 2013, conmueven de tanto en tanto a la opinión pública y despiertan un sinnúmero de preguntas.

Hace poco más de una década se pensaba que el cerebro en estado vegetativo estaba en un estado permanente de desconexión, que no respondía a nada. "Hoy la idea es que está afectado de forma diferenciada y que ciertos estímulos complejos pueden hacer que zonas distantes en el cerebro se comuniquen entre sí", señala Gonzalo Rivera, kinesiólogo y estudiante de doctorado en Ciencias Biomédicas del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica.

Esto ayudaría a establecer intervenciones que permitan mejorar su condición, estiman los especialistas.


Avances en los estados vegetativos.

Tras ver a cerca de 60 pacientes en estado vegetativo, científicos del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (Chile) enfocaron su estudio en 13 de ellos, a quienes hicieron registros electroencefalográficos. En algunos detectaron señales y áreas que se activaron ante estímulos sensoriales de diversa complejidad.

Uno fue Osvaldo González, exjugador que se mantuvo durante 15 años en estado vegetativo luego de ser atropellado en 1999. "Al principio divagaba mucho, hablaba..., pero con los meses se fue apagando la comunicación y quedó en absoluto silencio", recuerda su esposa, Nancy Cid.

Osvaldo, quien falleció en agosto del año pasado fue uno de los pacientes que participaron en el estudio del BNI. "Uno como familiar siempre quiere escuchar de alguna posibilidad de rehabilitación o descubrir qué hay más allá de ese silencio en que está", dice Nancy.

Aunque queda mucho camino por recorrer, a nivel mundial hay avances. Algunas personas en estado vegetativo o de mínima conciencia han reaccionado ante la estimulación de núcleos del tálamo, zona clave del cerebro.


“Por primera vez pudimos verlo al hablar”

Tanja Schultz. Investigadora del Instituto de Tecnología de Karlsruhe, Alemania.

Se ha especulado durante mucho tiempo si es que los humanos podrían comunicarse con las máquinas solo a través de la actividad cerebral. Por primera vez hemos podido observar el cerebro cuando habla mentalmente.”

Logramos resultados impactantes que, si bien distan aún mucho en precisión del reconocimiento acústico del lenguaje en su totalidad para todas las personas, se sitúan claramente por encima de un reconocimiento casual”.

11/6/15

Increíble niña cura su epilepsia con marihuana 11-06-15


Increíble niña cura su epilepsia con marihuana

Matt y Paige Figi era un matrimonio común y corriente, con deseos de hacer más grande su familia. Sin embargo, jamás imaginaron que embarazarse cambiaría sus vidas al punto de convertirlos en noticia viral. Te contamos su historia.

Los deseos de tener otro bebé se hicieron realidad, pero la cigüeña decidió premiarlos no con uno sino con dos bebés: Charlotte y Chase, quienes llegaron al mundo 18 de octubre de 2006. Aunque el caso ya había sido noticia en el 2013, continúa siendo viral en las redes debido a la notable mejoría de esta pequeña que, gracias a la marihuana, tuvo una segunda oportunidad de vida.

Con el paso de los meses Charlotte empezó a presentar convulsiones sin ninguna explicación aparente. Tras innumerables exámenes y chequeos médicos la pequeña niña fue diagnosticada con síndrome de dravet, también conocida como la epilepsia mioclónica de la infancia o la EMGI. Se trata de una extraña epilepsia intratable debido a que las convulsiones no pueden ser tratadas con ningún medicamento. Con el tiempo la enfermedad se hizo más severa y los ataque más frecuentes.

Mientras muchas personas pierden su vida debido a su adicción a la marihuana, Charlotte Figi salvó la suya gracias a esta planta. Sin ella sencillamente no podría vivir. Difusión Mientras muchas personas pierden su vida debido a su adicción a la marihuana, Charlotte Figi salvó la suya gracias a esta planta. Sin ella sencillamente no podría vivir.

Los padres de la niña hicieron caso a los doctores y pusieron en práctica diversos tratamientos sin obtener ningún resultado exitoso. Matt dejó su trabajo en el ejército para dedicarle más tiempo a su hija. En el 2000 empezó a tomar fuerza la noticia de que la marihuana tenía increíblesefectos medicinales en pacientes con enfermedades como  el cáncer, glaucoma, VIH / SIDA, espasmos musculares, convulsiones, dolor intenso, náuseas y caquexia o pérdida de peso dramático y la atrofia muscular, entre otros.

Los padres desesperados continuaron con la búsqueda de tratamientos y hallaron un caso similar al de su pequeña que estaba siendo tratado con marihuana, los resultados eran esperanzadores.Para este Charlotte había perdido la capacidad de caminar, hablar y comer y tenía 300 ataques a la semana. En esos episodios de convulsión llegó a detenerse el corazón de la infante, pero fue reanimada con éxito.

Fue entonces cuando Paige decidió probar la marihuana medicinal. Los científicos no entienden completamente los efectos a largo plazo del consumo de marihuana, sin embargo los resultados fueron sorprendentes, lograron hacer lo que hasta la fecha ningún medicamento.

9/6/15

La epilepsia, un trastorno neurológico frecuente


La epilepsia, un trastorno neurológico frecuente

Pese a los avances científicos, persiste mucho del temor y la incomprensión que han rodeado a esta patología que afecta a unas 50 millones de personas en todo el mundo. Sus síntomas y tratamientos

rosario3.com

La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica que afecta a personas de todo el mundo y se caracteriza por convulsiones recurrentes. Estas convulsiones son episodios breves de movimientos involuntarios que pueden afectar a una parte del cuerpo (convulsiones parciales) o a su totalidad (convulsiones generalizadas) y a veces se acompañan de pérdida de la consciencia y del control de los esfínteres.

Los episodios de convulsiones se deben a descargas eléctricas excesivas de grupos de células cerebrales. Las descargas pueden producirse en diferentes partes del cerebro. Las convulsiones pueden ir desde episodios muy breves de ausencia o de contracciones musculares hasta convulsiones prolongadas y graves. Su frecuencia también puede variar desde menos de una al año hasta varias al día.

Una sola convulsión no significa epilepsia (hasta un 10% de la población mundial sufre una convulsión a lo largo de su vida). La epilepsia se define por dos o más convulsiones no provocadas. Es uno de los trastornos reconocidos más antiguos del mundo, sobre el cual existen registros escritos que se remontan al 4000 a. C. Durante siglos, el temor, la incomprensión, la discriminación y estigmatización social han rodeado a esta enfermedad. Esta estigmatización persiste hoy en día en muchos países del mundo y puede influir en la calidad de vida de las personas con epilepsia y sus familias.

Signos y síntomas

Las características de los ataques son variables y dependen de la zona del cerebro en la que empieza el trastorno, así como de su propagación. Pueden producirse síntomas transitorios, como ausencias o pérdidas de conocimiento, y trastornos del movimiento, de los sentidos (en particular la visión, la audición y el gusto), del humor o de otras funciones cognitivas.

Las personas con convulsiones tienden a padecer más problemas físicos (tales como fracturas y hematomas derivados de traumatismos relacionados con las convulsiones) y mayores tasas de trastornos psicosociales, incluidas la ansiedad y la depresión. Del mismo modo, el riesgo de muerte prematura en las personas epilépticas en tres veces mayor que el de la población general, y las tasas más altas se registran en los países de ingresos bajos y medianos y en las zonas rurales más que en las urbanas. En esos países, una gran parte de las causas de defunción relacionadas con la epilepsia se pueden prevenir, por ejemplo, caídas, ahogamientos, quemaduras y convulsiones prolongadas.

Frecuencia de la enfermedad

En la actualidad, unos 50 millones de personas de todo el mundo padecen epilepsia. La proporción estimada de la población general con epilepsia activa (es decir, ataques continuos o necesidad de tratamiento) en algún momento dado oscila entre 4 y 10 por 1000 personas. Sin embargo, algunos estudios realizados en países de ingresos bajos y medianos sugieren una proporción mucho mayor, entre 7 y 14 por 1000 personas.

Según estimaciones, se diagnostican anualmente unos 2,4 millones de casos de epilepsia. En los países de altos ingresos, los nuevos casos registrados cada año entre la población general oscilan entre 30 y 50 por 100 000 personas. En los países de ingresos bajos y medianos esa cifra puede ser hasta dos veces más alta.

Esto se debe probablemente al mayor riesgo de enfermedades endémicas tales como el paludismo o la neurocisticercosis; la mayor incidencia de traumatismos relacionados con accidentes de tránsito; traumatismos derivados del parto; y variaciones en la infraestructura médica, la disponibilidad de programas de salud preventiva y la atención accesible. Casi el 80% de las personas epilépticas viven en países de ingresos bajos y medianos.

Causas


La epilepsia no es contagiosa. El tipo más frecuente de epilepsia, que afecta a 6 de cada 10 personas, es la epilepsia idiopática, es decir, la que no tiene una causa identificable. La epilepsia con causas conocidas se denomina epilepsia secundaria o sintomática. Dichas causas pueden consistir en:

- daño cerebral por lesiones prenatales o perinatales (por ejemplo, asfixia o traumatismos durante el parto, bajo peso al nacer);
- malformaciones congénitas o alteraciones genéticas con malformaciones cerebrales asociadas;
- un traumatismo craneoencefálico grave;
- un accidente cerebrovascular que limita la llegada del oxígeno al cerebro;
- infecciones cerebrales como las meningitis y encefalitis o la neurocisticercosis;
- algunos síndromes genéticos;
- los tumores cerebrales.

Tratamiento

La epilepsia se puede tratar fácil y asequiblemente con medicación diaria económica cuyo costo anual es apenas de unos US$ 5. Estudios recientes en los países de ingresos bajos y medianos han revelado que hasta un 70% de los niños y adultos diagnosticados recientemente de epilepsia pueden tratarse con éxito (es decir, tener sus convulsiones completamente controladas) con fármacos anticonvulsionantes. Además, después de 2 a 5 años de tratamiento eficaz y una vez desaparecidas las convulsiones, los medicamentos se pueden retirar a un 70% de los niños y un 60% de los adultos, sin riesgo de ulterior recaída.
 

8/6/15

Herbalife: Batido Nutricional Proteina Herbalife en Chile

Herbalife: Batido Nutricional Proteina Herbalife en Chile

Productos Herbalife Chile

Productos Herbalife Chile: Batido

5/6/15

El estigma de la epilepsia 05-06-15


El estigma de la epilepsia

Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia y dentro de poco Oviedo son algunas de las ciudades que disponen de unidades especializadas para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las personas epilépticas. La escasez de estas unidades estriba en que se precisa de un equipo multidisciplinar y coordinado, con perfecto conocimiento actualizado, además de requerir medios diagnósticos de imagen avanzados como la resonancia magnética de última generación.

Cerca del 1% de la población padece epilepsia, una enfermedad crónica del sistema nervioso central. Sin embargo, con un tratamiento farmacológico adecuado y un régimen de vida similar al de la población general puede conseguirse el control total de las crisis en un 80-85% de los pacientes. La cirugía y otros tratamientos no farmacológicos también pueden resolver la problemática clínica en determinados casos. Para conseguir estos objetivos debe concretarse el tipo de epilepsia y el tipo de crisis del paciente, de modo que pueda seleccionarse el fármaco idóneo en cada caso, valorando para ello su eficacia y tolerabilidad potenciales.

Tratamiento

El arsenal de fármacos para tratar esta enfermedad es variado, tanto como tipos de epilepsia se detectan. En concreto existen en el mercado 19 antiepilépticos diferentes. «Se debe hablar de varias epilepsias. Se conocen 50 síndromes epilépticos, lo que genera el empleo de fármacos con distintos tipos de acción», destaca José Luís Herranz, neuropediatra del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander y miembro del grupo de estudio de epilepsia de la Sociedad Española de Neurología. 

Con el tratamiento adecuado, y mediante cirugía en los casos oportunos, se puede lograr un control y una remisión de la enfermedad óptima. Pero los candidatos que responden a la cirugía de la epilepsia siguen posteriormente estigmatizados por su enfermedad debido a la ignorancia existente entre la sociedad. Por otro lado, se ha demostrado que la causa de la enfermedad que se atribuye a determinados infecciones es un fenómeno infrecuente, aunque se detecta ahora en algunas personas de origen extranjero. «No es una enfermedad forzosamente hereditaria, aunque existan casos en los que sea así. Además, la epilepsia por asfixia del feto en el parto es también muy infrecuente hoy en día», señala Herranz.

Con el tratamiento adecuado, y mediante cirugía en los casos oportunos, se puede lograr un control y una remisión de la enfermedad óptima «Una sensibilidad a la luz se relaciona con la epilepsia, pero esto no es así exactamente. Hay que acabar con el estigma. La única contraindicación es la no ingesta de alcohol», aclara el experto, que ha contribuido a la edición del libro Evidencia científica en Epilepsia, con el patrocinio de la compañía UCB Pharma. En esta nueva obra «se revisan las características clínicas con las que deben reconocerse los síndromes epilépticos que afectan al recién nacido, al niño, al adolescente y al adulto, así como sus tratamientos farmacológicos o de otro tipo con evidencia de eficacia en los estudios de la literatura», explica Herranz, también profesor titular de Pediatría de la Universidad de Cantabria y asesor de este libro.

Es especialmente preocupante el caso de los niños con brotes epilépticos cuando se establece una sobreprotección innecesaria y se originan actitudes de rechazo inaceptables en las relaciones de amistad. Muchos de ellos responden correctamente a los tratamientos e incluso, precisamente por no ingerir alcohol y ser más prudentes, no sufren el mismo número de accidentes que las personas no afectadas.

Estudio LINCE

La Liga Española contra la epilepsia y los grupos de autoayuda intentan concienciar y difundir la normalidad del paciente epiléptico. Según datos del Estudio LINCE, promovido por los afectados y profesionales de la neurología, el coste medio anual de recursos sanitarios empleados por un paciente farmacorresistente en España es de 6.935 euros y más de la mitad de los afectados no puede trabajar a causa de su enfermedad. 
 Además, y como coincide en destacar Herranz, «el estudio demuestra que la epilepsia farmacorresistente conlleva limitaciones para el paciente y su familia». De hecho el 44% de los pacientes no trabajan a causa de su enfermedad y el 37,5% de las familias tienen que afrontar el sobrecoste personal por la necesidad de cuidador, lo que sucede en un 32,9% .

Las líneas de investigación de la epilepsia se orientan sobre todo a la mejora de la resonancia magnética (RM) para que sea más perfecta y sensible, utilizando para ello imanes más potentes que ofrecen imágenes más fieles, lo que orienta el diagnóstico y el tratamiento. Se investiga igualmente en fármacos y en la etiopatogenia de la enfermedad, incluso en los factores que condicionan el éxito o fracaso famacológico. En el hospital Marqués de Valdecilla se ha iniciado en este sentido una línea de trabajo con glucoproteína P puesto que se ha comprobado que si sus niveles son excesivos bloquea la acción farmacológica.
PRIMEROS AUXILIOS

¿Qué debemos hacer ante una crisis convulsiva en una vía pública? Desde la Asociación Solidaria Contra la Epilepsia recomiendan que delante de una persona que presente una crisis convulsiva hay que mantener, primordialmente, la calma. Lo siguiente será proteger la cabeza del afectado para evitarle posibles traumatismos craneales, colocando algo suave debajo de la cabeza y sujetándola. Por el mismo motivo hay que retirar de su alcance todos aquellos objetos potencialmente peligrosos con los que se pueda golpear.

La siguiente acción es procurar que las vías respiratorias estén libres. Para ello se debe aflojar la corbata, la camisa o cualquier tipo de indumentaria que lleve alrededor del cuello. Suavemente colocarlo en la posición lateral de seguridad que evitará el entorpecimiento de las vías respiratorias. Es muy importante no colocarle nada en la boca, a modo de objeto duro, ni agarrar la lengua. Es imposible que se trague la lengua, y el peligro de mordedura una vez ya ha empezado la crisis no se puede evitar.

Se aconseja quedarse a su lado hasta que la respiración se normalice y avisar a los servicios de urgencia. Es de gran importancia orientar de forma concreta al profesional sanitario de la evolución de la crisis porque puede ser de gran ayuda en el diagnóstico.




4/6/15

La epilepsia aumenta el riesgo de ahogamiento 04-06-15


La epilepsia aumenta el riesgo de ahogamiento


Las convulsiones elevan el peligro en las bañeras y piscinas, señalan los expertos

Tener epilepsia podría plantear un riesgo significativamente mayor de muerte por ahogamiento, señala un informe reciente.
El estudio, que analizó información recopilada en todo el mundo, halló que los epilépticos tenían una probabilidad entre 15 y 19 veces mayor de ahogarse en comparación con la población general. Los epilépticos con problemas de aprendizaje, los que recibían atención institucional o los que habían sido sometidos a cirugía cerebral estaban en el mayor riesgo, de acuerdo con el estudio publicado en la edición del 19 de agosto de Neurology.

"Es importante que las personas epilépticas y sus cuidadores tomen medidas para evitar estas tragedias", recomendó el autor del estudio Dr. Ley Sander , del Instituto de neurología del Colegio Universitario de Londres, en un comunicado de prensa emitido por el editor de la revista, la American Academy of Neurology. "Las personas que tienen epilepsia activa deberían usar la ducha en lugar de la bañera, tomar medicamentos de manera regular para controlar las convulsiones y deberían ser supervisados de manera directa mientras nadan".

Sorprendentemente, la investigación encontró que los niños epilépticos tenían un menor riesgo de ahogamiento que los adultos. Sander explicó que esto probablemente se debía a que los niños recibían más supervisión directa.

El riesgo normal de ahogamiento es de casi siete muertes por 100,000 personas, según los estimados del Proyecto global de carga por enfermedad de 2000 de que casi 450,000 personas se ahogaron en todo el mundo en el año 2000.